Paperblog : Los mejores artículos de los blogs

miércoles, 26 de febrero de 2014

Adiós Paco

Paco de Lucía. Insustituíble


Hoy se fue Paco de Lucía, puede que el mejor guitarrista del último medio siglo. Estaba en una playa de México con sus nietos. Y este es mi homenaje. 

Aquí os dejo un vídeo de la que quizá su más brillante creación, 'Entre dos aguas', dedicada a Algeciras, su pueblo:


Tampoco me resisto a poneros este video de la colaboración que hizo con Brian Adams, para la película 'Don Juan de Marco', la canción ganadora de un Oscar, 'Have You Ever Really Loved A Woman?'
 
Por último, unas bulerías con Camarón, con el que grabó una decena de discos. Entre ambos le dieron un buen repasillo al flamenco. ¡Vaya dos que se juntaron! 





DESCANSA EN PAZ

martes, 18 de febrero de 2014

Artabán, el cuarto rey mago


Hace ya casi dos meses que ha pasado la festividad de Reyes, pero hasta ahora no he podido terminar esta entrada que ahora publico. En España, Italia y algún otro país sobre todo de América, es bastante celebrada la fiesta de la Epifanía, en la noche del 5 al 6 de enero. Es la Noche de Reyes. Se toma roscón (ya hablaremos del roscón de Reyes en otra entrada), casi siempre con chocolate, y los niños (bueno, también muchos mayores) reciben los regalos que les traen los Reyes Magos.

En esta fiesta se recuerda el pasaje bíblico de la Adoración de los Magos, que aparece en el Evangelio de San Mateo. Según la leyenda, se trata de tres personajes venerables, venidos de Oriente, que llegaron a Belén a honrar a Jesús tras su nacimiento. Se trata de Melchor (anciano venerable, pelo canoso, representa al continente europeo), Gaspar (joven, fuerte, pelo castaño, representa a Asia) y Baltasar (negro, lampiño, con turbante en lugar de corona, representa a África), vienen en camellos y traen al Niño sus presentes, oro, incienso y mirra, que simbolizan respectivamente, el poder terrenal, el poder celestial y la mortalidad.

Adoración de los Magos, Durero
En realidad, el Evangelio de San Mateo (capítulo 2, versículos 1 a 12), únicamente dice que llegaron unos sabios de Oriente que trajeron al niño recién nacido oro, incienso y mirra. La palabra 'magi' citada por San Mateo, procede del persa y significa 'sabio', pero en algún momento se tradujo como ´'mago' (del latín 'magus'). Se tomó la convención de que eran tres, de forma que cada uno traía un regalo (en otras iglesias cristianas no católicas son dos, cuatro y, en el caso de la Iglesia Ortodoxa Armenia, ¡hasta 12!), En cuanto a los nombres, se 'inventaron' en la Baja Edad Media y en el caso de Baltasar, sólo fue negro también desde esa época. Por cierto, que tampoco se cita en ningún sitio que fuesen reyes (seguramente fue una invención para dar más 'pompa' al evento), ni que viniesen en camellos (eso da una nota de 'exotismo oriental').

Es decir, que para los católicos (y otros cristianos, pero no todos), desde hace más de mil años se supone que hubo tres Reyes Magos. Pero en alguna ocasión desde hace unos años, había oído hablar de la historia del cuarto rey mago. Y claro, el bicho curioso no podía quedarse quieto, tenía que 'rascar' un poco, a ver qué aparecía por ahí. La sorpresa es que han aparecido unas cuantas historias diferentes en las que el protagonista es ese Cuarto Rey Mago. Diferentes, pero con un elemento común: ese cuarto rey mago por unas cosas o por otras, nunca llegó a Belén junto a los otros tres para adorar al Niño Jesús. Las he agrupado por el nombre que recibe el protagonista en cada historia, aquí van...


ARTABÁN

Cuento 'The Other Wise Man', 'El otro rey mago', de Henry van Dyke, publicado originalmente en 1896. A pesar de ser relativamente reciente (de hace apenas 120 años), es la referencia documentada más antigua que he encontrado en relación al cuarto Rey Mago.
Una edición de los años 1920
Es una historia muy bonita. El cuento comienza describiendo el lugar de Babilonia en el que decidieron encontrarse los cuatro Reyes Magos, Melchor, Gaspar, Baltasar y Artabán para emprender el camino que les llevaría a Belén. Artabán llevaba como ofrenda un diamante de la isla de Méroe, un rubí de Sirtes y una perla de Chipre.

En el camino, se encuentra a un viejo moribundo que había sido desvalijado por unos bandidos. Detiene su viaje, le cura y le ofrece el diamante. Al llegar al punto de encuentro, los otros tres ya habían partido a Judea. Él va por detrás, y cuando llega, no encuentra ni rastro de los otros tres ni del niño. Pero se encuentra con la masacre de los niños de Herodes: a un oficial romano que está a punto de matar a un niño le ofrece el rubí a cambio de la vida del pequeño. Por ese hecho, es detenido y encarcelado en Jerusalén durante 30 años.

Al quedar libre, le llega la noticia de que están a punto de crucificar a Jesucristo. Va hacia allí, y de camino ve a una joven que está siendo vendida. Ofrece la perla a cambio de su libertad y llega al Gólgota justo en el momento en el que Cristo muere. Es también el momento en el que muere él mismo, y justo entonces se le aparece una figura que le dice: 'Tuve hambre y me diste de comer, tuve sed y me diste de beber, estuve desnudo y me vestiste, estuve enfermo y me curaste, me hicieron prisionero y me liberaste'. Artabán pregunta: '¿Cuándo hice yo esas cosas?', y es respondido: 'Lo que hiciste por tus hermanos, lo hiciste por mí'. Finalmente, Artabán encontró la gloria.

'The fourth wise man', es un telefilme de Michael Ray Rhodes, que se basa en el relato de Henry van Dyke. Rodado en 1985, el protagonista es Martin Sheen en el papel de Artabán, y también aparece Alan Arkin como Orontes. Parece que fue muy familiar, porque en el reparto, además de Martin Sheen también aparecen su hermano Joe Estévez, y sus hijos Emilio Estévez y Charlie Sheen, y además de Alan Arkin también aparece su hijo, Adam Arkin.

Cartel de la película
El pintor escocés Peter Howson parece que también se inspiró en el Artabán de van Dyke para pintar en 2013 un cuadro que regaló a Alex Salmond, primer ministro escocés, y que fue utilizado por éste último como motivo para confeccionar las felicitaciones de Navidad de estas últimas Navidades 2013

The fourth wise man, Peter Howson

ALAZAR

Es el nombre que recibe el cuarto rey mago en el telefilme italiano 'Il quarto ré', de 1997. Fue estrenado en la emisora italiana Rete 4 la noche de Reyes de 1998, el director es Stefano Reali, el protagonista es Raoul Bova, mientas que el papel de su esposa Izhira lo interpreta la despampanante Maria Grazia Cucinotta. La música es de Ennio Morricone.


El guión es de Enzo de Caro, y la historia no se parece en casi nada a la del cuanto de van Dyke. En este caso, la historia trata de un joven apicultor, Alazar, que acompaña a los tres Reyes Magos en su viaje pues la cola del cometa (la estrella de Belén) está formada por el enjambre de sus abejas mágicas. Alazar se ve obligado a acompañarlos a pesar de lo poco que le apetece, pues deja sola a su joven esposa que está embarazada. En esta historia aparece varias veces Satanás poniendo en peligro el viaje de los Reyes. Finalmente, Alazar vuelve a casa agasajado por sus compañeros de viaje. 

MAZZEL

En el libro infantil 'El cuarto Rey, la historia del otro sabio', del ilustrador chileno Ted Sieger es así como llaman al cuarto rey. La historia, muy similar a la del cuento de van Dyke y adaptada al público infantil, con un cuarto rey que siempre va por detrás de los otros tres, perdiendo el tiempo y los regalos ayudando a los necesitados, vive historias increíbles junto a su camello mágico Chamberlín, para, finalmente llegar tarde y quedarse sin nada que regalar a Jesús. Las ilustraciones son muy bonitas.
El propio Ted Sieger dirigió una Película de animación en 2006. Aquí tenéis un fotograma:



OGAMYER OTRAUCLE

Por último, también he encontrado una leyenda rusa que es muy similar al cuento de Henry van Dyke. En ella el cuarto rey mago, de nombre Ogamyer Otraucle no lleva joyas con las que reconfortar a los desheredados, sino burros, aceite y vino, pero por lo demás es prácticamente idéntica. Puede que fuera la historia en la que se inspirara van Dyke para escribir su cuento.

Como veis, es un tema que da para mucho.