Paperblog : Los mejores artículos de los blogs

viernes, 27 de junio de 2014

Champú y curry


¿Qué tienen en común el champú y el curry?

Dos cosas, la primera, que el origen de ambos es indio, y la segunda, que se popularizaron en Occidente gracias a la misma persona, el viajero, escritor, terapeuta y emprendedor Sake Dean Mahomed. Una persona inteligente e inquieta, que hizo del exotismo de sus orígenes, su forma de ganarse la vida.

Sake Dean Mahomed, 1759 - 1851

JUVENTUD Y VIAJE A LAS ISLAS

Jane Mahomed, Daly de soltera
Sake Dean Mahomed nació en 1759 en el seno de una familia musulmana, en la ciudad de Patna, en el noreste de la India, a orillas del Ganges. Su padre era empleado del ejército de la Compañía Británica de las Indias Orientales, y él entró a trabajar en la misma compañía cuando contaba con 11 años, como asistente del Capitán angloirlandés Godfrey Evan Baker en Bengala. Tras 13 años de servicio, en 1784, el Capitán Baker volvió a Irlanda, y el joven Sake le acompañó, ya más como amigo, o incluso hijo, que como asistente.

Ya en Cork, Irlanda, el Capitán pagó de su bolsillo la formación en Lengua y Literatura inglesa de Mahomed, quien, en la misma escuela, conoció y 'tiró los tejos' a la joven Jane Daly, de 'respetable familia irlandesa protestante', que no vio con buenos ojos su relación con un indio musulmán. En 1788, tras la muerte de su protector, el Capitán Baker, la pareja decide fugarse para casarse. Mahomed se convierte al anglicanismo, se casan y unos años más tarde se instalan en Brighton, Inglaterra.


EN LA METRÓPOLI: LIBROS, CURRY Y CHAMPÚ

No parecían tenerlo fácil, eran una joven pareja interracial en la puritana sociedad británica de finales del XVIII, pero Mahomed supo sacarle partido al interés que en la Metrópoli despertaba el exotismo de Asia en general, y la India en particular.

El libro de viajes que escribió y publicó en 1794
Así, y gracias a los conocimientos adquiridos en lengua y literatura inglesas, en 1794 publica 'The Travels of Dean Mahomet', un libro de viajes, considerada la primera obra publicada en inglés por un escritor indio. El libro comienza con alabanzas a Genghis Khan, Tamerlán y en particular a Babur, descendiente del gran Tamerlán, y primer emperador mogol de la India. Posteriormente describe el paisaje y la vida cotidiana en varias ciudades importantes de la India, así como los conflictos militares que se sucedieron en la India de la época. A veces autobiográfico, ofrece una visión de la conquista británica de la India desde los ojos de un nativo.
 
En 1807, la pareja se muda a Londres, y se deciden a seguir explotando el exotismo indio: en 1810 abren, en el 34 de St. George St., el 'Hindoostanee Coffee House', considerado el primer restaurante indio en Occidente. Estaba cerca de Portman Square, en el centro de Londres, y ofrecía delicias como el Hookha (pipas de cachimba), 'con el tabaco real, Chilm y otros platos de la India ... que permiten a los grandes sibaritas probar el mejor curry que jamás se ha preparado en Inglaterra'.  
Placa conmemorativa del
Hindoostane Coffee House
Se trataba de un local de lo que ahora se conocería como 'arte colonial indio', con sofás y sillas de caña de bambú, muebles de maderas nobles, y pinturas de paisajes indios en las paredes. Sin embargo, tras unos inicios prometedores, la aventura empresarial de los Mahomed terminó pronto: el local tuvo que cerrar en 1814, debido a dificultades financieras, al haberse metido en una ampliación del negocio que no se vio recompensada con un aumento de la clientela.

Mahomed había trabajado en Londres con Nabab Basil Cochrane, que tenía unos baños de vapor para uso público en su casa de Portman Square, cerca del 'Hindostanee Coffe'. Mahomed pudo haber sido responsable de la introducción en ese local de la práctica de 'shampooing' (del hindi 'चाँपो', 'chhampi', que significa 'presión'), también conocido como el masaje indio. En 1814, tras la quiebra del restaurante, Mahomed y su esposa se mudaron de vuelta a Brighton, y decidieron abrir abrieron el primer local de baños de vapor y masajes de 'shampoo' de Inglaterra, en el sitio que hoy ocupa el Hotel Queens.  
Los baños turcos que abrió en Brighton
Mahomed describe el tratamiento en un periódico local así: 'El baño de vapor indio medicinal (similar al baño turco), es una cura para muchas enfermedades y ofrece alivio ante malestares; particularmente para el reúma y la parálisis, la gota, la rigidez en las articulaciones, esguinces antiguos, cojeras, y molestias y dolores en las articulaciones'. La terapia consistía en ofrecer masajes con aceites de la India, complementados con baños de vapor con productos medicinales.

El negocio fue un éxito inmediato, y Dean Mahomed llegó a ser conocido como el 'Dr. Brighton', y en su honor, así (
Dr. Brighton) se llamó un hospital que se abrió en Brighton, durante la 1ª Guerra Mundial para tratar a los soldados indios y sijs heridos en la contienda. Tal era su fama que los hospitales le derivaban pacientes, y poco después fue nombrado 'Shampooing Surgeon' ('cirujano del champú') del rey Jorge IV, y posteriormente de Guillermo IV, e incluso hacia 1830 puso en marcha una 'sucursal' en Londres a cargo de uno de sus hijos.
 

Posteriormente, hacia mediados del siglo XIX, los peluqueros ingleses se 'apropiaron' del tratamiento para centrarlo en el cuidado del cabello; no obstante, el tratamiento original indio consistía en limpiar y frotar el pelo con una mezcla de agua y jabón cocidos con un combinado de aceites esenciales y productos aromáticos: había nacido el champú, tal y como se conoce actualmente.


ÚLTIMOS AÑOS, MUERTE Y DESCENDENCIA

Tumba del matrimonio Mahomed,
iglesia de St. Nicholas, Brighton
Vivió muchos años, pero en la última etapa de su vida, la fama fue decayendo poco a poco, hasta casi caer en el olvido. El término shampooing se había 'desvirtuado', y los baños de Brighton salieron a subasta y uno de sus socios los adquirió en exclusiva. Mahomed al sentirse excluído por su antiguo socio, se desvinculó totalmente del negocio. Junto a su mujer, siguió atendiendo a pacientes en su casa.

Murió en Brighton, donde vivió sus últimos años, en el 32 de Grand Parade, en febrero de 1851, ya con 92 años, y tres meses después del fallecimiento de su esposa Jane. Ambos fueron enterrados en la iglesia anglicana de St. Nicholas, donde años más tarde sería también enterrado su hijo Frederick, que durante años tuvo unos baños turcos, así como un famoso gimnasio de boxeo y esgrima, ambos en Brighton.

Dos de sus nietos también tuvieron cierta notoriedad: Frederick Akbar Mahomed, que fue un médico bastante conocido en Londres, sobre todo por sus estudios sobre la hipertensión, y también el Reverendo James Kerriman Mahomed, que llegó a ser vicario de Hove, Sussex, a finales del siglo XIX.


MÁS COSAS SOBRE SAKE DEAN MAHOMED
  • Entrada del National Portrait Gallery sobre este retrato de Mahomed, 'de ambiente exótico', muy del S.XIX, que pintó Thomas Mann Baynes:
Óleo de Thomas Mann Baynes, 1820
NOTA: He sabido de la existencia de este interesante personaje gracias a un Daily Boost. Los Daily Boosts son unos artículos que diaria y gratuitamente envía por email la academia de inglés Lanser al que se suscriba, para perfeccionar los conocimientos de inglés.

jueves, 12 de junio de 2014

Once curiosidades futboleras

Hoy empieza el mundial de fútbol, Brasil 2014. Google lo celebra con su típico Doodle, y yo con esta entrada.

El Bicho curioso, siempre curioseando, ha 'buceado' en las profundidades del 'Deporte Rey', y ha seleccionado estas ONCE PEQUEÑAS HSITORIAS de temática futbolera.  


1. CULÉS Y PERICOS

¿Por qué a los aficionados del FC Barcelona se les llama culés?

El Barça, antes de tener un campo más o menos 'estable' para jugar sus partidos como local, los jugaba en distintos campos de Barcelona. El primer campo que tuvo en propiedad fue el de la antigua calle Industria, ahora calle París, en la manzana entre esa calle y las de Villaroel, Urgel y Londres, muy cerca de la Plaza de Francesc Maciá. Se le conocía como  La Escopidora, por su pequeño tamaño. Por eso mismo, y por la gran cantidad de aficionados que acudían los días de partido, se instaló una grada alta, en la que los espectadores se sentaban directamente sobre la valla exterior de la calle Industria, enseñando sus traseros a los viandantes, que se reían de ellos llamándoles 'els culers', los culeros. Culers en catalán se pronuncia 'culés', de ahí que a los aficionados del Barça se les llame así.

Por esto se les llama culés
En ese campo el Barça jugó de 1909 a 1922, año en el que se trasladaron al campo de Les Corts. El Barça ya tenía 6.000 socios y la Escopidora se había quedado pequeña.

Diseño de la mascota perica
¿Y por qué se les llama pericos a los del RCD Espanyol?

A pesar de que se fundaron más o menos en la misma época y de que en un principio sus trayectorias deportivas eran similares, el RCD Espanyol siempre ha sido el 'hermano pobre' del Barça. La inmensa mayoría de los aficionados al fútbol en Barcelona han sido y son culés.

Félix el gato
Debido a esa condición de minoría, en los años 20, en una publicación deportiva de Barcelona, el periodista Valentí Castanys empieza a referirse a los aficionados españolistas como 'els quatre gats', en castellano 'los cuatro gatos'.

También por aquellos años, se empezaron a conocer en España las tiras cómicas de 'Félix el gato', que en catalán se llamó 'El gat Perico', y por tanto, a los españolistas, 'els quatre gats Pericos'... y de ahí a Pericos o Periquitos sólo había un paso... En 1975 se 'oficializa' el periquito como mascota o símbolo del equipo.


2. UN DÍA MALO:

Palermo tras fallar el tercero: '¡Vaya día llevo!
Es el que tuvo Martín Palermo, otro futbolista único, para lo bueno y para lo malo. Ocurrió con la selección albiceleste, en un partido contra la de Colombia, en la fase de grupos de la Copa América de 1999. El partido entre Argentina y Colombia tenía claro color argentino, pero 'El Loco' Palerno se encargó de que no fuera así. El ídolo de Boca falló tres penalties en un único partido. Lo dicho, un día malo.

En el minuto 5' de partido, con 0-0, el árbitro pita penalty a favor de Argentina. Lo tira Palermo y lo falla. Colombia marca un gol, y ya entrada la segunda parte, Palermo vuelve a fallar el segundo penalty que intenta, en el 76' (ganaba Colombia, 0-1). No contento con eso, al final del partido, ya con 0-3 para Colombia, Martín Palermo falló el tercero. Si ya resultaba difícil de entender que tirara el segundo tras fallar el primero, ¿cómo puede ser que le permitieran tirar el tercero? ¿Y cómo es que él mismo decidió tirarlo?

¡Increíble!... ¡Pero es que en ese partido además hubo otros dos penalties fallados más! Uno para Colombia (que paró el Mono Burgos en el 47') y otro más para Argentina (Zanetti lo tiró 'a las nubes' en el 69'). Cinco penalties fallados en un mismo partido, cuatro Argentina y uno Colombia. Tremendo. Como diría Bujadin Boskov, otro grande, 'fútbol es fútbol'... Aquí os pongo un enlace a un vídeo resumen de ese partido de locos.


3. PICHICHI

Idilio en el campo de Sport, Aurelio Arteta
Aparecen Pichichi y su esposa
Rafael Moreno Aranzadi, Pichichi (1892 - 1922), tiene una serie de datos biográficos que le convierten en uno de los futbolistas más interesantes de la historia del fútbol español:


- Era sobrino del escritor Miguel de Unamuno, y su padre fue alcalde de Bilbao. Le empezaron a llamar Pichichi los chicos mayores del barrio.

- Extremo izquierdo y gran goleador, jugaba con un pañuelo en la frente para rematar los córners.

- Siempre jugó en el Athletic. Aún no existía la Liga, en competición nacional ganó 4 Copas de España y jugó 17 partidos internacionales, marcando 10 goles.

- En 1913 marcó el primer gol en la inauguración del viejo San Mamés (21 de agosto, 2-1 al Rácing de Irún).

- Ganó la medalla de plata Olímpica, en Amberes 1920. Marcó el gol decisivo en el partido contra Países Bajos.

- Se retiró en 1921 para dedicarse a entrenar, pero murió de tifus muy poco después, en 1922, tras ingerir ostras en mal estado.

- En 1926 el Athletic le homenajea y coloca un busto suyo obra de Quintín de la Torre en la 'grada de Misericordia'. Cambió de ubicación en 3 ocasiones: en 1953 pasa al Palco y en 1982 pasó a la Tribuna. Por último, en 2013, se llevó a la salida de vestuarios del nuevo San Mamés.
Busto de Pichichi en el viejo San Mamés
- Desde el 1 de enero de 1927, los capitanes de todos los equipos que visitan San Mamés por primera vez cumplen con la tradición de depositar una ofrenda floral ante el busto de Pichichi. Desde entonces y hasta hoy, lo han hecho más de 200 equipos.
Raúl, con el Shalke 04, fue uno de los últimos 
en llevarle flores al viejo San Mamés, en abril de 2012
- Desde el año 1952-53, el diario 'Marca' entrega el prestigioso Trofeo Pichichi al máximo goleador de la Liga. El primero en ganarlo fue otro mito del Athletic, Telmo Zarra.


4. TODOS A LA CALLE:
 
La rivalidad entre los dos grandes equipos uruguayos, Peñarol y Nacional es de las más apasionantes de Sudamérica y del mundo. Por ejemplo, el 20 de enero de este año 2014, en las semifinales de la Copa de Uruguay, en el Peñarol - Nacional (0 - 1), al finalizar el encuentro hubo una pelea masiva en la que fueron expulsados 4 futbolistas, y hasta 9 fueron enjuiciados.
El Clásico uruguayo
El mayor número de expulsados en un partido de alto nivel también se produjo en un partido de fútbol en Uruguay. 17 jugadores expulsados (uno durante el juego, los otros 16 tras una brutal pelea final) en un partido entre el Wanderers y el Juventud del torneo Apertura, jugado el 28 de octubre de 2012. Aquí podéis ver un vídeo de la trifulca.

Pero el récord mundial de expulsados hay que buscarlo en otro país sudamericano, Paraguay. En ese país, el 23 de octubre de 2012, en un partido de la Liga Caacupeña (uno de los torneos regionales de Paraguay), el árbitro expulsó a los 36 jugadores inscritos para el partido, todos los titulares y todos los suplentes de los dos equipos, tras una tángana en la que todos ellos se dieron 'de lo lindo'.


5. REAL MADRID, BARÇA, ATHLETIC... ¡Y GETAFE!

10 años en Primera... ¡y sin bajar!
Se suele decir que hay tres equipos de la Liga española que nunca han bajado a Segunda división, Real Madrid, FC Barcelona y Athletic Club de Bilbao. Eso es cierto... en parte. Lo que sí es verdad es que esos tres equipos siempre han jugado en Primera división, desde que empezó a jugarse en 1929. Pero hay otro equipo aparte de esos tres que nunca ha bajado a Segunda: el Getafe CF.

Al contrario que los tres 'históricos', el Getafe no siempre ha jugado en Primera, es más, lleva relativamente pocas temporadas jugando en la máxima categoría (hasta ahora 10 temporadas, de forma continuada desde la 2004-2005). Pero desde que consiguió el ascenso en 2004 no ha vuelto a bajar. Es decir, que nunca ha bajado a Segunda.


6. ROGER MILLA, ABUELO DE LOS MUNDIALES

El de Roger Milla es un caso extremo en el fútbol, al estar 30 años jugando al fútbol como profesional. Roger Milla nació en 1952, con 14 años, en 1966 debuta en el Ben el Eclair de Douala, y se retiró en 1996 en el Pelita Jaya de Indonesia. Jugó la fase final de 3 Mundiales (España 82, Italia 90 y Estados Unidos 94). Aún recuerdo su primera participación, en España 82, en la que los cameruneses quedaron eliminados sin perder un sólo partido: empataron los tres, al igual que Italia, pero habían marcado un gol menos y quedaron eliminados. En aquel equipo también jugaba el gran portero Tommy N'kono, ¡muy grande!

En el Mundial de Estados Unidos 94, ya con 42 años, se convirtió en el futbolista más veterano en marcar un gol en una fase final de un Mundial: el 28 de junio de 1994, en Palo Alto, Rusia ganó por 6-1 a Camerún en un partido intrascendente para los dos equipos, ya eliminados. En el descanso Camerún ya perdía 3-0. El seleccionador de Camerún, el mítico Henri Michel, saca a Roger Milla susttuyendo a M'fede, y nada más empezar el segundo tiempo,  el 'león abuelo' marca el gol del honor para los africanos.

Ese día Higuita 'cantó' como los ángeles
Para la historia quedará la celebración de los goles que marcó a René 'el loco' Higuita, el excéntrico portero de la selección colombiana, a la que Camerún venció en el Mundial de Italia 90, en el mítico San Paolo de Nápoles, el 23 de junio de 1990. El partido de Octavos de final terminó empate a 0, pero en la prórroga, Milla 'mató' a los colombianos con dos goles, uno de ellos la típica 'cantada' del bueno de Higuita, otro 'loco' del fútbol. Los bailes de danza Makossa de Roger Milla después de los goles, con esos 'saltitos' y movimientos de cadera, alrededor del palo de córner tras los goles, marcaron un antes y un después en la forma de celebrar los goles.


7. EL PARTIDO MÁS EXTRAÑO DE LA LIGA

Otro partido 'de locos', como sacado de otros tiempos, es el de Liga que el 20 de mayo de 1996 se jugó en el Carlos Tartiere de Oviedo, y que enfrentó al Real Oviedo y al Real Valladolid. El resultado final fue 3-8 y se pitaron hasta 6 penalties, nada menos, y todos ellos convertidos. Además, un futbolista (Peternac) hizo 5 goles, 4 de ellos de penalty, otro (Quevedo) hizo un hat-trick, y hubo dos expulsiones. Fue surrealismo futbolero en estado puro.
Los 'pucelanos' celebrando el 3-8 con su afición
Estaba terminando la temporada 1995-96, también un tanto extraña por ser 'la de los 22 equipos', después del 'lio' del descenso finalmente no consumado, del Celta y el Sevilla. Era la penúltima jornada, el Real Oviedo ya estaba salvado del descenso y al Valladolid le faltaba un punto para estarlo. El partido estaba predestinado al aburrimiento... pero no fue así. El árbitro del partido era José Japón Sevilla, del que ya hablamos por aquí en otra ocasión. En la primera mitad, el árbitro señaló tres penalties, dos a favor de los locales, transformados por Christiansen en los minutos 6' y 39', y uno para los visitantes, que Peternac se encargó de marcar en el 27'. Se llegó al descanso, con un 2-1 y muchas protestas de los visitantes.
Alen Peternac, ese día marcó 5 goles
Ya se habían señalado 3 penalties, pero nada parecía indicar lo que vendría en la reanudación. Uno tras otro, los goles de Peternac y Quevedo, de jugada o de penalty, justo o injusto, pusieron un 2-6 a falta de 5 minutos. Por entonces, el Oviedo jugaba con 9 tras dos expulsiones de jugadores locales, y Carlos marcó para el Real Oviedo el 3-6 en el 87'. Y aún pudo Quevedo marcar otros dos, el último de ellos de una antológica vaselina, para dejar el resultado final en ese asombroso 3-8.


8. EL MUNDIAL MÁS BRITISH

En el Mundial de Suecia 58, aquél en el que un niño brasileño apodado Pelé demostró que el fútbol puede ser un arte, se dio la curiosa circunstancia, y hasta la fecha no repetida, de reunir a las 4 selecciones del Reino Unido. A saber, Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte.

Inglaterra se había clasificado eliminando con facilidad a Irlanda y Dinamarca; Escocia lo hizo tras quedar primera del grupo que compartía con España y Suiza. Irlanda del Norte dio la sorpresa eliminando en su grupo a Italia y a Portugal, clasificándose por primera vez para una fase final. La clasificación de Gales, que hasta ahora ha sido la única vez que lo ha conseguido, fue de lo más curiosa.

Gales había quedado segunda del grupo en el que se había clasificado Checoslovaquia. Pero la fase clasificatoria en la zona asiática - africana había sido un caos, con multitud de retiradas de equipos en las sucesivas rondas clasificatorias. La puntilla fue que todos los equipos contra los que Israel debió enfrentarse eran musulmanes (Turquía, Egipto, Sudán e Indonesia), y ninguno quiso jugar contra ellos, por lo que el equipo clasificado, sin jugar ni un sólo partido, fue Israel. Según los estatutos de la FIFA, ningún equipo puede clasificarse para un mundial sin jugar un partido, por lo que se propuso jugar una repesca a algún equipo campeón del mundo no clasificado: primeramente se propuso a Uruguay, que declinó, y posteriormente a Italia, que tampoco aceptó. Como último recurso, se ofreció esa posibilidad al mejor segundo clasificado del grupo europeo: ese equipo resultó ser Gales, que sí aceptó jugar contra Israel, a quien ganó en esa repesca.

Ya en la fase final, Escocia cayó con estrépito en el grupo en que pasaron Francia y Yugoslavia. Inglaterra también quedó eliminada contra pronóstico en el grupo en el que se clasificaron Brasil y la debutante Unión Soviética. Fueron las otras dos debutantes, Irlanda del Norte y Gales, las que sí pasaron a la fase de Cuartos: Gales quedó segunda tras Suecia, eliminando a Hungría y sin perder un sólo partido, e Irlanda del Norte pasó como segunda tras un desempate con Checolsovaquia en el grupo en el que venció Alemania Federal.
El equipo de Gales, que hizo un 'pedazo' de Mundial
En los Cuartos de final, Irlanda del Norte despertó de su sueño perdiendo 4-0 con Francia, y también Gales perdió, aunque en ese caso con mucho mérito: la Brasil de Pelé, que deslumbró de principio a fin, sólo pudo ganarle por 1-0, gol que marcó Pelé ya bien entrada la segunda parte, el primero que marcaba el astro brasileño en una fase final de un mundial, y el gol marcado por un jugador más joven en unos mundiales hasta la actualidad.

La única vez que han jugado una fase final, los leones de Gales demostraron una competitividad tremenda.


9. ¡MENUDA PALIZA!

El 8 de febrero de 1931 se produjo en Bilbao la mayor 'paliza' de la Liga española de fútbol. Aquella tarde, en San Mamés, el Athletic le endosó un 12-1 al FC Barcelona. Hoy eso sería impensable, pero entonces tampoco fue muy normal. A pesar de que el Athletic era entonces un súper-equipo (aquel año, de hecho, ganó el doblete, Liga y Copa), el Barça también tenía bastante buen equipo.
El equipo del Athletic aquel día memorable
Eran los años de Mr. Pentland (Frederick Beaconsfield Pentland, 1884-1963), el mítico entrenador del Athletic de los años 20 y 30, a partir de cuya forma de tratamiento, desde entonces en España se denomina Míster a los entrenadores. Eran también los años de esa delantera imparable, 'Lafuente, Iraragorri, Bata, Chirri y Gorostiza', que aún recordará por el Botxo algún aitite nonagenario. Precisamente fue Agustín Sauto, 'Bata' quien marcó 7 goles, marcando otro récord aún imbatido en la Liga. Y Llorens, el desdichado portero visitante ('goalkeeper', se decía entonces) abandonó el campo llorando.

Es un poco larga, pero no me resisto a transcribir aquí la crónica que de ese partido publicó al día siguiente el diario La Vanguardia, de Barcelona. Resulta curioso también ver el lenguaje que se usaba entonces en la prensa deportiva.

En el campo de San Mamés, con un entradón soberbio y muchos forasteros que llegaron en autos de San Sebastián, Vitoria, Logroño, Santander y algunos de Barcelona, y con tarde buena, celebróse el partido de segunda vuelta de Liga entre el Barcelona y el Athlétic, arbitrando Balaguer, que alineó los equipos así:

BARCELONA: Llorens, Zabalo, Portas, Martí, Roig, Gaisitiillo, Piera, Goiburu, Sastre, Arnau y Parera.
ATHLÉTIC: Ispizúa, Castellanos, Urquizu, Pichi, Muguerza, Roberto, Lafuente, Iraragorri, Bata, Chirri y Gorostiza.
El marcador de San Mamés, inapelable
Después de los saludos reglamentarios, empieza el partido, eligiendo campo el Athlétic. En primer tiempo sale el Barcelona. El Athlétic se lanza a un ataque arrollador y en diez minutos escasos logra sus dos primeros goals por mediación de Bata, en sendos remates de cabeza.
Reacciona el Barcelona desarrollando un bonito juego y en un pase de Piera, Sastre cruza el balón, raso, imparable, penetrando en la red y logrando el primer goal para el Barcelona. Siguen varios minutos de juego alterno, pero vuelve a imponerse el Athlétic, logrando Bata otros dos nuevas goals para el Athlétic, aprovechando rechazos de Llorens a chuts de Chirri e Iraragorri.
Martí sufrió un serio encontronazo con el bilbaíno Roberto, retirándose Martí para no reaparecer. El Barcelona queda con diez jugadores. El Athlétic se impone cada vez más, habiendo momentos en que embotella al Barcelona, el cual sólo hace de vez en cuando algunas escapadas, de ellas varias muy bonitas por el ala de Piera. Bata consigue otro tanto que es anulado por offside.
Faltando quince minutos para terminar el primer tiempo, el Athlétic aún consigue otros dos goals por obra de Lafuente; el primero, rectificando la trayectoria de un chut de Gorostiza que iba fuera, haciendo que el balón entre en la red; el segundo, poniendo fin a una melée en la que intervinieron todos los delanteros del Athlétic y la defensa catalana. Terminó el primar tiempo señalando el tanteador: Athlétic, 6; Barcelona, 1. Al retirarse los equipos a la caseta, el Athlétic oye una formidable ovación por su magnifico juego.

En el segundo tiempo, al reaparecer los equipos en el campo se ovaciona al Barcelona por su exquisita corrección. Empieza el juego con las mismas características del primer tiempo. Al cabo de un rato, solo se ve un equipo que ataca y otro que no hace más que defenderse con muy buena voluntad, aunque los goals se ven llegar. Pichi, desde fuera del área de penalty, lanza un magnifico tiro que se convierte en el séptimo goal para el Athlétic. Inmediatamente, en plena carburación athlética, marca Bata dos nuevos tantos, en remates a magníficos centros. Iraragorri, desde lejos, con un tiro muy duro, hace subir el tanteador y logra el tanto once cuando faltan escasamente doce minutos para terminar el partido. Iraragorri marca el goal doce.
Hay que hacer observar que en los comienzos de este segundo tiempo cayó lesionado Roig, que aunque volvió al campo tuvo que retirarse pocos minutos después definiitivamente, quedando el Barcelona con sólo nueve jugadores y precisamente sin dos de sus medios.
En los cinco últimos minutos, el Athléiic aflojó considerablemente el tren, cosa que aprovecharon los delanteros catalanes, especialmente Goiburu, para hacer nuevas incursiones en campo athlético; pero que Castellanos, magníficamente, frustró cuantos intentos se hicieron para marcar.
 

Terminó el partido marcando el tanteador doce goals para el Athlétic por uno el Barcelona. Ante todo, hay que sentar la afirmación de que el Athlétic realizó un espléndido partido en todas sus líneas. Al principio encontró bastante resistencia en el Barceloma, pero a partir de la lesión de Martí, convirtióse en dueño del campo, marcando cuantos goals tuvieron a tiro Con ser estupenda la actuación de todos los jugadores bilbaínos, cabe destacar a Castellanos, Muguerza, Lafuente, Iraragorri y Bata, que fueron los verdaderos artífices de tan copiosa victoria.
Roberto durante el primer tiempo descuidó bastante la defensa, cosa que permitió a Piera demostrar que todavía es un excelente extremo: pero en el segundo tiempo, Roberto anuló completamente al gran extremo catalán. La falta de Blasco no fue notada, pues
Ispizúa apenas tuvo que intervenir porque el goal que marcó Sastre fue tan soberbio como imparable. La famosa ala Chírri-Gorostiza estuvo algo desdibujada ante la fantástica actuación de Lafuente e Iraragorri, por cuya parte llevóse casi todo el juego. Bata obtuvo un triunfo personalísimo como rematador.
El Barcelona, a pesar de su derrota, causó muy buena impresión en toda la mitad del primer tiempo; pero lesionados Martí y Roig, la línea media quedó desbaratada completamente, considerándose esta razón como muy poderosa para una derrota de esas proporciones.



10. UN GOL CADA TRES MINUTOS

Esta es la historia de otra 'paliza', en este caso, la mayor que se ha producido en un partido internacional oficial. El 11 de abril de 2001, en la fase de clasificación para el mundial de 2002 de Corea y Japón, Australia endosó un 31-0 a la selección de Samoa Americana. Eso supone un gol cada 3 minutos. El delantero australiano Archie Thompson marcó 13 goles y también batió otro récord, el de máximo goleador en un partido internacional. 

Lo abultado de ese resultado, junto con los de otros partidos de esa fase de clasificación (unos días antes, Australia había 'castigado' a Tonga con un 22-0), avivó un debate sobre la diferencia de nivel entre las selecciones de Australia y Nueva Zelanda, con futbolistas profesionales, algunos de cierto nivel, con respecto al del resto de selecciones de la zona de Oceanía, prácticamente todas de aficionados. Y poco después Australia solicitó el ingreso en la zona asiática, en la que compite desde entonces. En cuanto a Samoa Americana, desde que empezó a competir nunca hasta entonces había ganado ni un sólo partido internacional. Y aún debieron pasar doce años más, hasta que en la fase clasificatoria del actual mundial de Brasil 2014 vencieran por 2-1 a Tonga.

Cartel de Next goal wins
En 2011, el holandés Thomas Rongen se hizo cargo del equipo. Había sido un futbolista que empezó a jugar en el mágico Ajax de los 70, pero que pronto emigró al Soccer USA. A mediados de los 80 empezó a entrenar en EEUU, hasta que le ofrecieron dirigir a Samoa. 'Dios mío, ¿por dónde empiezo?' fue lo primero que dijo. Había que recomponer el orgullo herido tras aquel 'maldito' 31-0, y lo consiguió: levantó la moral del equipo gracias a un gran trabajo físico y mental, recuperó al portero Nicky Salapu, que tras encajar aquella humillación dejó el fútbol, y seleccionó a Johnny Saelu, el primer futbolista transgénero reconocido en el mundo. El magnífico trabajo de Rongen con la selección de Samoa es la base del documental británico 'Next Goal Wins'


11. IL BAMBINO

Dentro de la amplia leyenda trágica de España en los mundiales de fútbol, y en la que ayer (18-06-2014) Chile ayudó a escribir (y a pesar de que fuera, al menos momentánea y felizmente conjurada hace ahora 4 años, en Sudáfrica 2010), merece un capítulo especial la historia del Bambino. El tal Bambino era el niño Franco Gemma, por 'culpa' del cual España no pudo disputar la fase final del mundial de Suiza 1954, y sí Turquía. Esto es lo que pasó:

España tuvo la 'aparente' suerte de jugarse la clasificación a una eliminatoria directa a doble partido con Turquía. Además, iba de favorita, pues venía de jugar las Semifinales en Brasil 1950, y contaba con un 'equipazo' (Puchades, Venancio, Gaínza, Pasieguito, Campanal...). En la ida, el 6 de enero de 1954, ganaron en el Santiago Bernabéu por 4-1, pero en la vuelta en Estambul, el 14 de marzo venció Turquía 1-0. Entonces no existía el goal average, por lo que debía disputarse un partido de desempate, a jugar en campo neutral. Se decidió jugar 3 días después, el día 17 de marzo en Roma. Ese partido, que también tuvo su polémica (no se permitió jugar a Kubala, la estrella española, pero de origen húngaro), terminó 2-2, con un gol in-extremis de Escudero. Tampoco existía la clasificación por penalties (no se introdujo hasta 1970), por lo que se procedió a un sorteo.
Portada de El Mundo Deportivo tras el empate de Roma y el sorteo
Y es aquí, en el sorteo, donde aparece el niño: Se decidió escribir los nombres de los dos países en sendas papeletas, introducirlas en una copa, y que una mano inocente escogiera una de ellas al azar: el nombre de la papeleta elegida sería el de la selección que iría a Suiza. La 'mano inocente' fue la del niño Franco Gemma, de 14 años, al parecer hijo de un directivo italiano, a quien se puso una venda en los ojos y se le dijo que escogiera una papeleta, en la que había un nombre: 'Türkiye'. Y España para casa.
Franco Gemma, 'Il Bambino', saca la papeleta de Turquía. Porca Miseria!
Franco Gemma, Il Bambino, fue invitado de honor de la delegación turca que acudió aquel verano al mundial de Suiza, posiblemente para ver si se repetían sus dotes de talismán. Sin embargo, no tuvieron tanta suerte. Tras igualar en la primera fase con Alemania, disputaron con ellos un partido de desempate, como el de Roma contra España, pero en esta ocasión cayeron por 7-2. Alemania, aquel año, acabaría ganando el campeonato.


MÁS COSAS CURIOSAS DEL FÚTBOL

Aquí os dejo algunos enlaces con más curiosidades del mundillo del fútbol:

miércoles, 4 de junio de 2014

Una idea genial de Nacho



Nacho, en España y otros países hispanohablantes es un hipocorístico de Ignacio. Es como se llama familiar o cariñosamente a los que tienen ese nombre. Pero entonces, ¿cómo es que también se llama así al conocido plato de la cocina tex-mex?

Los Nachos tienen 70 años de historia. Su origen es bastante curioso. Durante los años 40 del siglo pasado, en plena II Guerra Mundial, era bastante habitual que las mujeres de los soldados destinados en Fort Duncan, en Eagle Pass (Texas), muy cerca de la frontera entre los Estados Unidos y México, de vez en cuando cruzaran el puente sobre el Río Grande para ir de compras a Piedras Negras, en el estado mexicano de Coahuila. En una de esas escapadas, una docena de mujeres entraron en el Victory Club (o Club Victoria, no he llegado a saber su nombre real) a picar algo (una botana, como dicen en México, una tapa como decimos en España) a unas horas un poco intempestivas. La cocina estaba cerrada. El camarero, Ignacio 'Nacho' Anaya, fue a la cocina para ver qué había en ese momento por allí para preparar a las hambrientas mujeres. Vio que había tortillas de maíz, queso y jalapeños. Entre él y el cocinero improvisaron una 'tapa': cortaron la tortilla en triángulos, la frieron, pusieron por encima el queso rallado, lo metieron al horno para fundir el queso, y lo sirvieron con rodajas de jalapeño por encima.

Con el hambre que debían tener las damas, no dejaron ni las migas. Preguntaron al camarero el nombre del plato y éste respondió con otra improvisación: 'Nacho's especiales'. Y con ese nombre se quedó. El plato hizo fortuna, y pronto se llenó el bar de clientes que pedían los 'Nacho's especiales', que con el tiempo se quedaron simplemente en 'Nachos'. En el restaurante 'El Moderno', sucesor del Victory Club, se siguieron sirviendo con la receta original hasta hace cinco años, cuando cerró. También Nacho Anaya siguió sirviéndolos en el restaurante que abrió poco después, 'Nacho's', donde según parece, además de su invento también servía una rica enchilada y unos muy buenos filetes 'T-bones' con patatas.

El restaurante 'Nacho's' cerró poco después de la muerte de Nacho Anaya, en 1975. con el tiempo, en Piedras Negras se colocó una placa de bronce en recuerdo de Nacho Anaya y su invento, y se declaró el 21 de octubre como el 'Día Internacional del Nacho'. Además de los originales, con el tiempo se han ido inventando variaciones que incluyen casi cualquier ingrediente, por ejemplo, chili con carne (con judías y carne picada), guacamole, bacon, chorizo, crema agria, pico de gallo, tomate, lechuga, salsa barbacoa, jamón y piña...

Cada año, a mediados de octubre, entre el 10 y el 15, dependiendo del año, se celebra en Piedras Negras el Festival del Nacho (o Nacho Fest), en la ribera mexicana del Río Grande, con el objetivo de promocionar los sectores turísticos, artesanales y comerciales en general de la ciudad, y durante el cual, lógicamente, se organizan degustaciones y concursos de preparación de nachos, tradicionales, originales, exóticos, grandes, picantes... que se degustan acompañados de la inevitable música de los mariachis en el Paseo del Río. Aquí podéis ver un vídeo del Nacho Fest de 2013.


ADEMÁS DE NACHO ANAYA...


... los nachos tienen 'otros padres', Por ejemplo, Frank Liberto, quien con su aportación a la historia de esta receta hizo que su popularidad despegara definitivamente: en 1976, en el Estadio de béisbol de Arlington, en Texas, sede de los Texas Rangers empezó a preparar nachos en los que sustituía el queso fundido, bastante difícil de preparar para los asistentes a un evento deportivo, por una salsa de queso de su invención. Habían nacido los 'Ball Park Nachos', los 'nachos de cancha de béisbol'. La receta de esa salsa está protegida, y en 1983 fue arrestado un hombre por intentar comprar la fórmula en el 'mercado negro'.

Doritos, ¡Mmmmmmh!
Y también Arch West, como inventor de los Doritos: el directivo de la empresa de aperitivos Frito Lays, que en 1960, durante unas vacaciones en San Diego observó el éxito que tenían las tortillas de maíz fritas que servían en un restaurante mexicano, y decidió 'industrializar' su producción y distribución. En 1964 Habían nacido los Doritos, que con los años quizá se haya convertido en la variedad industrial más conocida de las tortillas de maíz. Arch West murió el 20 de septiembre de 2011, y el 1 de octubre fue enterrado entre Doritos tal y como era su voluntad.


MÁS COSAS SOBRE LOS NACHOS

Aquí os paso algunos enlaces que amplían lo que he contado sobre los nachos: